Actualidad Actualidad
Actualidad

SOCIEDAD

El juez leonés Diego Álvarez de Juan: "Con las ocupaciones y desahucios hay una alarma social totalmente infundada”

El titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Reus, originario de La Bañeza, explica qué tipos de ocupación de viviendas hay, desmonta los bulos de que no se puede echar a quien entra en vivienda ajena y aconseja qué hay que hacer para que la policía actúe de inmediato en los casos de allanamiento de morada.

Juez en Reus David Álvarez de Juan originario de La Bañeza
David Álvarez de Juan, originario de La Bañeza, es juez de instrucción en Reus. // elDiario.es
Pau Rodríguez / elDiario.es | 04/09/2022 - 12:00h.

Se hizo famoso por rebatir con su experiencia de diez años en un juzgado catalán numerosas inexactitudes y mentiras ante algunos tertulianos en el programa Espejo Público de Antena 3. Ocurrió a finales de agosto y el repaso que le metió al periodista Antonio Naranjo desmontando en directo numerosos bulos lanzados en la tele sobre okupas y desahucios se hizo viral en las redes sociales.

El juez Diego Álvarez de Juan, titular del juzgado de instrucción número 3 de Reus, nació en La Bañeza (León). Ha tenido entre sus manos algunas de las causas judiciales más conocidas de la provincia de Tarragona, desde el complejo 'caso Innova', de corrupción sanitaria en su ciudad, hasta el reciente fraude millonario del vino. Pero si su rostro se ha hecho familiar entre el gran público en los últimos días ha sido por haber aparecido en dos programas de gran audiencia, Espejo Público y Cuatro al día, para contrarrestar con rigor algunas de las falsas creencias y bulos asociados a las ocupaciones ilegales de pisos. Sus intervenciones se hicieron virales en redes sociales.

En una entrevista con elDiario.es (que se puede leer completa aquí), Álvarez de Juan defiende la "pedagogía" frente al "alarmismo", analiza las distintas tipologías de ocupación y sus consecuencias jurídicas y penales e insiste: "La gente no tiene que padecer por un riesgo real de que le ocupen la casa en la que viven. Esto no ocurre".

Para él, en España existen los instrumentos suficientes a nivel jurídico para poner fin a una ocupación ilegal de una vivienda, "de manera clara y contundente. En España, desde el punto de vista jurídico-legal, tenemos las herramientas. Cuanto más intensa es la agresión a un bien jurídico protegido, en este caso sería la vivienda habitual o morada, entonces ya nos introducimos en el derecho penal. Y este tiene las más eficaces herramientas para que la ocupación dure lo menos posible. Que te ocupen la casa mientras estás de vacaciones, o a una abuela que regresa a su hogar al salir de un hospital... Eso apenas ocurre. Un caso entre un millón. Y si sucede, la respuesta para que abandonen la casa es inmediata".

Llamar a la policía si entra alguien en tu casa

"Llamas a la policía, justificas que eres el propietario –con las escrituras o un recibo de la luz–, les explicas lo ocurrido y la policía detendrá al delincuente. Porque se trata de un allanamiento de morada, que tiene penas de prisión. Ni siquiera hará falta un desalojo, porque la detención del allanador provocará que recuperes el inmueble. De forma inmediata", asegura.

Álvarez de Juan apunta que los casos de ocupaciones son residuales. "Los ocupas no son tontos. Saben que si entran en una casa donde vive una familia, les van a echar pronto. En nuestro partido judicial, que tiene mucho litoral y por lo tanto muchas segundas residencias, hemos tenido en los últimos dos años entre cuatro y ocho casos. Ni de lejos llegan a 20. Y los solucionamos al momento. Al recibir la llamada de la policía local, el juez da instrucciones para citar a las partes al día siguiente en el juzgado, las escucha, y resuelve de forma inmediata. Es que cada año hay más violaciones que ocupaciones de primeras residencias, pero generan más alarma social estas últimas.

"Con las ocupaciones y desahucios hay una alarma social totalmente infundada", asegura. "Yo lo veo en mi entorno. Mis amigos y familiares me preguntan cada verano, que es cuando suele aparecer recurrentemente en los medios, qué pasa si te ocupan la casa. Pues que se va a resolver de forma inmediata", deja claro.

Cuatro tipos distintos de ocupaciones

El juez bañezano explica uqe "desde el punto de vista del Derecho, hay cuatro escalones de intensidad criminal en las ocupaciones. El primero es el allanamiento de morada, de vivienda habitual. De tu casa. El segundo son las segundas residencias. Y desde hace un año, la Fiscalía equipara a ambas.El tercer escalón es el delito leve de ocupación, que se llama técnicamente usurpación. Ahí puede entrar el supuesto de una casa de unos abuelos que está vacía en el pueblo a la que solo se va una vez al año. Si esta se ocupa, el mecanismo es el mismo que en las dos anteriores: se echa a los ocupas. Pero como se trata de un delito leve, ya no habría detención, y quizás el proceso se dilata un poco más. Y el cuarto escalón son las viviendas y los locales comerciales vacíos, a menudo propiedad de bancos.  En este caso es delito leve de usurpación, porque esos inmuebles no constituyen una morada".

El juez Diego Álvarez, natural de La Bañeza, invitado en el programa Espejo Público de Antena 3.
El juez Diego Álvarez, natural de La Bañeza, invitado en el programa Espejo Público de Antena 3.

"Si es un delito, un allanamiento de morada, la vulnerabilidad de la familia no evita que el propietario recupere la posesión de la vivienda. Lo que sí cambia es que si el padre o madre acredita que lo ha hecho por necesidad, esto provocaría quizás que no lo condenásemos, pero sí lo sacaríamos de la vivienda. Si la ocupación no es delictiva, a raíz de la COVID-19 se han introducido normativas nuevas y si se acredita vulnerabilidad, se puede paralizar el desahucio. Pero ya partimos de que el banco ha instado un procedimiento en que muestra interés en recuperar la posesión. Y el espíritu de la ley no está prevista para estos casos, sino para el que no puede pagar la hipoteca o el alquiler", manifiesta el magistrado.

Bulos de las 48 horas y la factura de la luz

También desmonta los bulos de las 24 o 48 horas y la factura de la luz: "Es curioso porque entre los compañeros llegamos a hacer broma, porque empezamos a dudar de que fuera real de tanto que lo escuchábamos. Pero no, no existe. No hay ninguna previsión, ni ninguna institución de derecho o procesal que convalide una cosa ilegítima por el paso de 48 horas. ¿Si te roban el ordenador y lo reclamas al cabo de dos semanas, no vas a poderlo recuperar? Sí que podrás. Lo que sí es cierto es que si te ocupan la casa y no te enteras tras más de seis meses, por ejemplo, es que el uso de esa vivienda es de menor intensidad. Y cabe recordar que el propietario tiene la obligación de preocuparse de la vivienda. Porque no solo tiene derechos, también tiene deberes para con la vivienda". En cuanto a las facturas: "imagínate que llega la policía y el ocupante enseña un contrato de alquiler del 25 de agosto. Ahí hay una apariencia de legitimidad que la policía no puede valorar. Hay que hacer comprobaciones debidas, en el caso de Catalunya en el registro del Institut Català del Sòl. Eso puede retrasar los trámites, puede que no se detenga inmediatamente a la persona, que de hecho puede haber sido engañada. Pero entonces se cita a todo el mundo en el juzgado y se resuelve".

Recuerda además que "a menudo hay medios de comunicación que confunden la ocupación ilegal con los casos de inquilinos que no pueden pagar el alquiler. Esto no es ni un delito ni una situación en la que la policía deba desalojar. Es un procedimiento civil por un incumplimiento de contrato, con sus trámites debidos. En este procedimiento hay excepciones de vulnerabilidad y si se dan, se puede paralizar el desahucio. Pero esto no es una ocupación".

¿Y qué opinión le merecen las empresas como Desokupa? "Hay que tener cuidado con esas actuaciones, porque la línea que las separa del delito de coacción, daños o amenazas es tenue. Si su trabajo es ordenado y relajado, como en su día funcionaba el cobrador del frac, pues es un nicho de negocio. Pero el problema es si cruzan la línea", termina el juez leonés originario de La Bañeza.

Lea la entrevista completa en elDiario.es pinchando aquí

publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja tu comentario
publicidad
publicidad