El Bierzo El Bierzo
El Bierzo

TRIBUNALES

El acusado de tirar por el balcón a su compañera de piso en Ponferrada se declara inocente

Es un jurado popular en la Audiencia Provincial de León quien decidirá si es culpable o no por unos hechos que ocurrieron en marzo de 2021.

El acusado llega a la Audiencia Provincial de Ponferrada
El acusado llega a la Audiencia Provincial de Ponferrada //Campillo / ICAL
ICAL | 19/09/2022 - 11:55h.

El hombre de 54 años acusado de arrojar por la ventana del balcón a su compañera de piso, de 63 años, en Ponferrada en marzo de 2021 y al que se juzga desde hoy en la Audiencia Provincial de León por homicidio, se declaró inocente de los hechos que se le imputan.

"Por bueno, me ha pasado lo que me ha pasado" manifestó durante su comparecencia en la primera sesión del juicio. En las conclusiones provisionales el fiscal mantiene la petición de 12 años y medio de prisión, la acusación particular ejercida por la hija de la fallecida solicita 15 años de cárcel y la defensa reclama la libre absolución al entender que su representado no cometió ningún delito.

Los hechos juzgados tuvieron lugar en la madrugada del 10 de marzo del pasado año. A las 00.24 horas, el Servicio de Emergencias 1-1-2 recibió una llamada que alertaba de que una persona se había precipitado por una ventana. Después de una primera atención 'in situ' fue trasladada al Hospital de El Bierzo donde falleció poco después.

El acusado fue detenido por la Policía minutos después de la caída, cuando se encontraba en su domicilio, junto a una joven pareja a la que había acogido recientemente y que estaba durmiendo en su habitación.

El fiscal sostiene que el acusado, Rogelio, salió a la terraza del balcón cogió con ambos brazos a Rosa, la levantó del suelo -donde estaba recostada-, la colocó por encima de la barandilla y la arrojó a la calle y la acusación particular afirma que previamente se produjo una discusión entre ambos.

La abogada defensora apela a la teoría del "teléfono escacharrado" y asegura que la Policía cometió "numerosos errores y los hechos objetivos se distorsionan". "Cuando se den cuenta, verán las contradicciones y absurdos. No van a escuchar de ningún testigo que vieran arrojar a alguien intencionadamente por un balcón. No encajemos las piezas para condenar a alguien sino con sentido común" le dijo a los miembros del jurado popular del caso, seis mujeres y tres hombres, con dos suplentes varones.

El acusado detalló mantenía con Rosa cierta amistad, nunca una relación sentimental o afectiva, y que en ocasiones hacían junto la compra, iban a misa o al médico. "Una relación de inquilino, pero simbólica, porque había meses que ni 80 euros me daba... compartíamos gastos simbólicos" explicó.

Rogelio, en tratamiento por una drogadicción que abandonó en 1997 y que padece brotes psicóticos, se considera una cabeza de turco. "No me escondo de nada", aseguró y afirmó que nunca discutió con Rosa, a quien describió como "buena persona" y sobre cuya hija dijo que no se preocupaba de ella y que era la víctima la que la llamaba de forma habitual.

Las sesiones del juicio se prolongarán hasta el jueves 22, con la declaración de testigos, entre ellos los inquilinos de la vivienda, el matrimonio que alertó de lo que estaba ocurriendo, agentes policiales y forenses.

publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja tu comentario
publicidad
publicidad